VOLUMEN

El Volumen en el plano y en el espacio

Autora: Ángeles Lorenzo Estévez

Introducción:

Para trabajar el volumen en educación Primaria primero tenemos que saber que el niño/a dibujante no siente la necesidad de pasarse a una simbología mas naturalista hasta llegar a los 8 o 9 años, por tanto, al llegar a e esta edad las figuras son percibidas en relación a los tres ejes virtuales y ortogonales del espacio por lo que necesita adquirir instrumentos de codificación relativos a la configuración espacial. En ese momento el niño/a toma conciencia de que sus dibujos difieren de la realidad y esto puede experimentar en el alumno/a sensación una sensación de imposibilidad a la hora de dibujar.

Esto nos hace pensar en que debemos usar nuevas posibilidades comunicativas y expresivas, utilización de materiales diferentes que constituyan un estímulo.

En este ejercicio que propongo el alumnado de 3er ciclo de Primaria trabajará por una parte el volumen en el plano al diseñar un fondo (paisaje)  y por otro lado el volumen en el espacio al ralizar modelado en papel y plastilina.

Con esta propuesta intento que los niños desarrollen sus habilidades artísticas y las relacionen con sus conocimientos matemáticos, es decir, se trabaja la interdisciplinaridad como por ejemplo conocimiento de formas geométricas, medidas, etc.

También se intentará que se trabaje el dibujo, en este caso con acuarelas, teniendo en cuenta el volumen real del objeto a representar y sus luces y sombras.

Título: El triste castillo

Duración: 2 sesiones de una hora cada una.

Objetivos:

  • Emplear la técnica de la acuarela.
  • Descubrir la armonía de las formas arquitéctónicas y sus proporciones
  • Conocer y explorar materiales y técnicas específicas de la expresión plástica.
  • Aprender a componer espacios tridimensionales.
  • Analizar la forma de los objetos y apreciar sus características estéticas y visuales.
  • Reconocer el volumen de los objetos partiendo de la información visual que se recibe.
  • Aprender a modelar a partir de materiales blandos como la plastilina.

Material:

Cartulina blanca y de color, tijeras, acuarelas, pegamento, plastilina de color, caja de zapatos, regla, lápiz, rotuladores de colores.

Metodología:

Primeramente se distribuye la clase en parejas y le damos a cada equipo el plano del castillo dibujado en una cartulina (cualquier color, incluso puede ser blanca así lo pintarán antes de montarlo).

Van a construir un castillo en tres dimensiones. Las instrucciones se colgarán en el corcho y todo equipo que tenga alguna duda tendrá que desplazarse hasta este.

No tiene por que construirse de esta manera, así los niños/as también podrán desarrollar sur imaginación pudiendo elaborar el castillo de sus sueños o cualquier elegir cualquier forma arquitectónica.

Después de montarlo coloreamos alguna de las partes del castillo para dar sensación de más real (si no se pintó antes).

Cogemos la caja de zapatos y la medimos para cortar la cartulina, que va a servir de fondo, a medida. Se tienen que cortar 3 fragmentos, uno para la parte superior de la caja, otro para la parte inferior y otro para el frente.

Colocamos con pegamento los trozos de cartulina en la parte inferior y superior de la caja. (el frente no lo colocamos hasta que lo hayamos pintado)

A continuación vamos a crear un fondo para el castillo (frente), es decir, vamos a pintar un paisaje que sirva para ambientar la situación del castillo. Por ejemplo podemos pintar unas montañas con un cielo azul y unas nubes…siempre teniendo en cuenta su volumen y su situación en el plano. Yo lo he hecho con acuarelas pero se puede realizar con cualquier material de pintura: rotuladores, pastel, témpera, lápices de colores, etc…

Ahora pintamos la parte inferior y superior de la caja como si fuese una continuación del fondo que acabamos de elaborar.

Cuando seque la acuarela lo colocamos en la caja y a continuación vemos como queda el castillo con ese fondo.

Cómo destaca mucho el castillo le damos unas pinceladas con acuarela gris para que quede integrado en el contexto.

Finalmente para acabar nuestra composición haremos con plastilina algunos objetos tridimensionales: unos arbolitos, hierva, flores, personas para acompañar la obra. En este ejemplo he realizado un árbol con plastilina verde que he manchado de acuarela marrón para que no destacase en el conjunto de la composición.

Hemos acabado.

Registro de la ejecución:

 

Valoración:

Lo que me ha resultado más difícil es pensar la actividad, no sabía que podía hacer así que me puse a buscar información pero ninguna resultaba factible para niños de primaria.

Después de haberla pensado busqué formas arquitectónicas para tener un plano por el que guiarme y encontré el castillo que me pareció muy interesante.

El cortado y pegado no resultó difícil, lo que sí me costó fue pintar el fondo con acuarela. La acuarela es bastante transparente y no es posible corregir errores además si se pinta por encima de una zona ya pintada ésta se oscurece, a pesar de ser el mismo color.

Con este se ha trabajado el volumen en el plano, realizando el fondo de la composición y además se está trabajando la tridimensionalidad tanto en el modelado como en el de formas arquitectónicas de papel y además la distribución de las figuras en el espacio (caja de zapatos).

Mi sensación es de no estar nunca satisfecha cada vez que realizaba algo, siempre pensaba que lo podía mejorar, pero entonces no acabaría nunca, sería “la historia interminable”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s